Contracturas musculares

Cada uno de los músculos de nuestro cuerpo tiene una función específica dependiendo de su localización. Todos están sometidos a movimientos de contracción y relajación varias veces al día. Sin embargo, algunos músculos pueden tener mayor carga de trabajo que otros, ya sea por nuestras actividades diarias, por posiciones en nuestro trabajo o ejercicios que realizamos.

Cuando un músculo está sometido a posiciones incorrectas de manera repetida o constante, se puede generar una contractura muscular, que es simplemente la imposibilidad del músculo para relajarse. Si esta contractura se prolonga puede generar varios síntomas, siendo el principal el dolor. También se puede presentar adormecimiento en la zona, limitación de los arcos de movimiento que realiza ese músculo, que el dolor se corra hacia otros sitios cercanos, dificultad para realizar movimientos de manera correcta o adecuada, tumefacción de la zona, enrojecimiento, etc.

Las contracturas musculares pueden tener varias causas como: posiciones incorrectas, movimientos bruscos, ejercicios de repetición, sedentarismo, deportes mal realizados, medicamentos, estrés o nerviosismo.

Independientemente de la causa, toda contractura muscular necesita ser atendida y tratada a la brevedad, ya que de lo contrario los síntomas se prolongan y pueden empeorar. Podría ocasionar una fibrosis en el músculo que genera un mal funcionamiento y lo puede alterar a largo plazo.

Es necesario visitar a tu médico para tratar este padecimiento de manera adecuada. Algunas de las medidas que puedes llevar a cabo en casa para ayudar a tu cuerpo a sanar más rápido son: buena alimentación con ingesta alta de vitamina C, que nos ayuda a la buena cicatrización de los tejidos. Reposo del área lastimada para que tu cuerpo pueda lograr esa relajación. Masaje de la zona de manera gentil tratando de estirar o elongar el músculo. Calor local para un adecuado riego sanguíneo y puedes tomar algún analgésico para el dolor por tiempo no mayor a 5 días.

Dra. Gisela R. Luna Rico
Lic. Médico Cirujano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *