Diarrea: ¿qué provoca y cómo tratarla?

Conforme nos adentramos cada vez más en la época de calor característica de la primavera-verano, aumenta el índice de diarreas en la población en general, siendo de mayor riesgo en lactantes, niños y adultos mayores.

Durante el tiempo de calor, los alimentos se descomponen con mayor rapidez. Esto genera que las bacterias se reproduzcan más rápido y sudemos más, por lo que tenemos mayor riesgo de deshidratarnos. Estos 2 factores contribuyen a que aumente la probabilidad de contraer una infección intestinal. Si no tomamos los líquidos suficientes para reponer las pérdidas que tenemos por heces podemos tener complicaciones severas en nuestro estado general de
salud.

Las infecciones intestinales pueden ser de origen bacteriano, viral y parasitario, siendo las más frecuentes las virales y, posteriormente, las bacterianas. Un cuadro de diarrea es la expulsión de materia fecal de consistencia disminuida, en más de 4 ocasiones que puede ir acompañada de dolor abdominal, náuseas o vómito, anorexia (no queremos comer), heces con moco o sangre, entre los más comunes. Si agregamos un cuadro de deshidratación podremos encontrar: boca seca, sed, ojos hundidos, dolor de cabeza, malestar general, alteraciones en la turgencia de la piel.

Ante un cuadro de diarrea severo debemos acudir con nuestro médico para así recibir la atención necesaria. También podemos llevar a cabo algunas medidas en casa para disminuir las molestias que el cuadro clínico genera, como:

  1. Beber abundantes líquidos, de preferencia electrolitos orales.
  2. Lavarnos las manos después de ir al baño para disminuir el riesgo de contagio.
  3. Comer alimentos bien cocidos y con alto contenido de agua.
  4. Disminuir la exposición al sol para no deshidratarnos.

Recuerda que todas las enfermedades se pueden prevenir, sólo hay que mantenernos informados. Te invitamos a leer nuestros artículos previos y si tienes algún tema que te gustaría que tratáramos, envíanos tus comentarios a: carecenter@ollinmarketing.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *